lunes, 18 de noviembre de 2013

Las victorias de Chile ante Brasil

En casi 100 años de enfrentamientos, ganarle a Brasil no es cosa de cada día. Es más, solo 7 triunfos ostenta el cuadro rojo ante los mejores del mundo. De cara al amistoso en Canadá, repasemos cada uno de estos triunfos.

1956, la noche mágica de Cua Cua
Chile nunca había vencido a Brasil y solo le había sacado empates dignos. Eso hasta que en el Sudamericano de 1956 Enrique Hormazábal diseñó una noche perfecta en el propio Centenario de Montevideo. El equipo dirigido por Luis Tirado vapuleó a la verdeamarelha por un expresivo 4-1, gracias a los tantos convertidos por Hormazábal (2), René Meléndez y Leonel Sánchez. En el elenco brasileño, entre otros, figuraba Gilmar, Djalma Santos, Mauro, Zito, Baltazar, Jair, la mayoría de los cuales se consagraría campeón del mundo en 1958.



1957, se repite la dosis
En un amistoso disputado en el Estadio Nacional en Septiembre de 1957, en el marco de la Copa O’Higgins, la Roja logró vencer nuevamente a los brasileños. Esta vez, gracias al solitario tanto de René Meléndez. Sin embargo, en esta ocasión el equipo presentado por los que serían campeones en Suecia no era estelar, ya que contaba con mayoría de jugadores alternativos. Sin embargo, el gusto de ganarle a Brasil a estadio lleno no lo sacaba nadie. Por lo demás, muchos nacionales no eran recurrentes en las alineaciones: Mario Ojeda, Raúl Salazar, Daniel Morales, Vicente Astorga, entre los principales.



1966, con el aporte blanquiazul
Nuevamente en el contexto de la Copa O’Higgins, los nacionales volvían a vencer a Brasil tras 10 años, y la pica por el resultado de las semifinales de 1962. Con varias ausencia en el cuadro brasileño, los dirigidos por Luis Álamos lograron ganar por 2-1 en el Estadio Sausalito de Viña del Mar, gracias a las anotaciones de Pedro Araya y Francisco Valdés, ya sobre el final del partido.


1985, el adiós de un ídolo
Nadie sospechaba que ese gran gol ante Brasil sería el último de Carlos Humberto Caszely por la roja. Esa que defendió tantas veces y le trajo tantas alegrías y tristezas. Amistoso preparativo de cara a las eliminatorias rumbo a México 1986 y en el Estadio Nacional Hugo Rubio abría la cuenta tempranamente. Luego, la obra de arte, pared y escapada del Chino por la izquierda que, ante la pérdida del perfil, no hace nada mejor que eludir al portero y encontrar el ángulo para definir en solitario. Golazo y el primer triunfo de Chile ante Brasil en el Nacional en 30 años. El conjunto verdeamaelha, en tanto, combinaba titulares y suplentes, entre los que se destacaban Bebeto, Eder, Alemao y Casagrande.


1987, boleta a los mejores
El 4-0 en Córdoba a los brasileños no es menor. Es la peor goleada recibida por Brasil en un partido oficial en los últimos 93 años de fútbol. Y nada menos que en semifinales, donde los dobletes de Letelier y Basay dejaron por el suelo el orgullo del hasta entonces, tricampeón del mundo. Y no era un Brasil cualquiera: Romario, Careca, Müller, Ricardo Rocha, Raí, Valdo, entre otros, engrosaban el equipo. Por ello, es quizás la victoria más importante de la roja ante Brasil en la historia.



1993, una victoria rara
Rara, porque vencer a Brasil en un grupo de Copa América hace esperar que clasifiques fácilmente a la siguiente ronda. Rara también porque te faltaba la figura de tu equipo y a pesar de ellos pudiste ganarle al mejor. Lo cierto es que esa noche de Cuenca, el despliegue heroico de Richard Zambrano (que reemplazó a Marco Antonio Figueroa) sellaron un triunfo poco esperado para el equipo de Arturo Salah. La selección verdeamarelha, en tanto, alineó entre otros con Carlos -3ra derrota para el golero ante Chile-, Edmundo, Müller, Elivelton, Caú, Roberto Carlos, Zinho, varios de los cuales se coronarían en Estados Unidos al año siguiente. Chile, en tanto, cayó con Perú y retornó rápidamente a casa.



2000, un oasis en el desierto
Fueron las peores eliminatorias de Chile en su historia, pero que tuvo dos ahogos a nivel mundial. Uno, el triunfo ante los franceses en el Nacional, en el marco de la despedida de Zamorano. Y unos meses antes, el gran partido jugado ante los brasileños en el mismo recinto, donde la dupla Za-Sa deslumbró por última vez. Los goles de estos, sumado al primero de Estay, conformaron la que sería la última victoria de Chile ante la mejor selección del mundo, y que le daba aire a un equipo que lo perdería luego. Trece años después, la selección de Sampaoli tiene todo para mejorar la pobre estadística nacional.



Luis Armandoski

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada