jueves, 23 de julio de 2015

Los foráneos en finales de Copa Libertadores

Con la clasificación de Tigres por primera vez a la final de una Copa Libertadores, donde se medirá ante el River de Marcelo Gallardo, un francés de no menor bagaje protagonizará dicho encuentro. El galo André-Pierre Gignac no más ha jugado 2 partidos en el principal certamen de clubes en América y ya tiene el boleto al último partido, transformándose así en el primer francés en conseguirlo. Sin embargo, no es el primer foráneo que jugará una final de Libertadores. A continuación repasamos la historia de cada uno.

CHRISTIAN RUDZKI, PUNTAL PINCHA
Grabado en la memoria colectiva de cualquier hincha de Estudiantes, el checoeslovaco Rudzky arribó al conjunto platense en 1969 proveniente del Deportivo Español. Se había mudado desde su país natal a Argentina a los 15 años y arribó al mítico Estudiantes de Zubeldía que acababa de derrotar al Manchester United de George Best en la Copa Intercontinental. Por el conjunto pincharrata jugó las finales de 1969, 1970 y 1971, ganando en las primeras dos ante Nacional y Peñarol, respectivamente. En la tercera, el Bolso se tomaría revancha. En total disputó 7 partidos de finales en Copa Libertadores y luego de su etapa en Argentina deambuló en la liga alemana.


 
DANTE MÍRCOLI, EL TANO DE INDEPENDIENTE
Nacido en Roma en 1947, se inició jugando en Independiente y fue parte de la tercera corona del Rojo de Avellaneda. En la estrella conseguida ante Universitario, en 1972, Mírcoli jugó los dos partidos, el segundo de ellos ingresando desde el banco. Luego de su paso por Independiente, tuvo una carrera en su país natal donde jugó por Sampdoria y Catania, entre otros, para volver a Avellaneda. Pero no al Rojo, sino que a Racing y, a pesar de esto, es muy querido por la fanaticada de Independiente y por muchos años ha trabajado en sus divisiones menores.




LA DINASTÍA DELY VALDÉS
Si hablamos de un Dely Valdés, siempre preguntamos ‘¿Cuál?’. Bueno, el mayor de la dinastía era Armando, panameño, que llegó a Argentina producto de una beca. Pronto fue incorporado a Argentinos Juniors y fue pieza del inolvidable Bicho campeón de América en 1985, llegando a jugar 15 minutos ante América de Cali en el partido de vuelta. Luego de ganar la Libertadores y adaptarse definitivamente al país, Dely Valdés le dio el gol del título a Argentinos en la Interamericana de 1986 ante el Defence Force. Luego jugó en Peñarol, retornando a su país. Era asiduo representante de su seleccionado, y partió prontamente a los 40 años producto de un derrame.


UN GRINGO EN LA PATERNAL
Renato Corsi nació en Manhattan y muy joven se radicó en Argentina. Se formó en Argentinos Juniors, y perteneció al club quizás en su época de mayor esplendor. Junto a Borghi, Vidallé o el propio Dely Valdés, fue parte del plantel que ganó la Copa libertadores, y tuvo la fortuna de disputar dos de tres partidos de la final ante América de Cali, incluyendo el duelo decisivo en el Defensores del Chaco. Luego su carrera tuvo una curva descendente que lo hizo volver a su país y deambular luego por el ascenso argentino. Sigue vinculado con la gente del Bicho.




EL ÚNICO AFRICANO EN UNA FINAL
Hace un tiempo vimos los africanos que jugaron alguna vez en la Copa Libertadores. Uno de ellos era el ghanés Prince Amoako, figura en los Juegos Olímpicos de 1996 y que recaló un año después en Sporting Cristal de Perú. Allí integró un equipo histórico que alcanzó la final de la Libertadores, que perdería ante Cruzeiro. Amoako jugó el partido de vuelta en el Mineirao, siendo reemplazado por Carmona. Luego de su estancia en Perú, tuvo pasos por Argentina, España y Grecia, nunca consolidando una carrera de importancia.

Así, el franchute Gignac no es el primer ‘invitado’ que disputará el cetro del torneo más importante de clubes. Además, puede convertirse en el primer no sudamericano (ni mexicano) en anotar en una final de Libertadores. Como dato anexo, dos entrenadores foráneos también fueron partícipes del desenlace del torneo: el húngaro Bela Guttman que por Peñarol cayó ante el Santos en 1962 y el croata Mirko Jozic que campeonó de la mano de Colo Colo ante Olimpia en 1991.


 @ElDatoFutbolero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada