jueves, 29 de diciembre de 2011

Columna: El último suspiro. Ránking de goles de último minuto.

EL ÚLTIMO SUSPIRO

Desde su masificación gracias al aporte de la televisión, la prensa escrita y la internet, el fútbol ha adquirido ribetes de espectacularidad por todo los complementos que rodean el juego propiamente tal; en ese ámbito, me ha llamado la atención desde siempre la consecución de goles en los últimos estertores de los juegos; cuando está a punto de expirar el tiempo de juego; más aún tomando en cuenta que desde el mundial de EEUU en 1994 los minutos de compensación pasaron a ser palabra sagrada y escrita en cada juego. Por lo anterior, en mi ranking personal-íntimo, asoman los siguientes 10 goles que definen la esencia del juego; según un criterio de espectacularidad y emoción, tanto para vencedores como para vencidos:

10.-      Ole Gunnar Solskjaer de Manchester United a Bayern Munich en la final de la Champions League de 1999: Mario Basler había adelantado a los alemanes a los 5 minutos de juego y parecía todo sentenciado. Sin embargo, la final jugada en el Camp Nou deparaba el más increíble de sus desenlaces. Todo ocurre tras la orden del juez italiano Pierluigi Collina, quien decide jugar 3 minutos de adición. En el primero de ellos, y tras la ejecución de tiro de esquina de David Beckham, Teddy Sheringham lograba empatar el partido. El destino parecía señalar prórroga; sin embargo, un nuevo y frenético avance inglés, decantó en un nuevo corner, que encontró el pie salvador del asesino con cara de niño, apodo con que se conocía a Solskjaer, quien desvió el tiro del mismo Sheringham, para señalar el 2-1. Inolvidable es la secuencia de Collina tratando de levantar y consolar a Samuel Kuffour, quien se hizo responsable de perder las marcas en ambos –e idénticos- goles. La Orejona volvía a Manchester luego de 31 años.

9.-        Alfonso (España) a Yugoslavia en la Euro 2000: España llegaba a la última fecha de la fase de grupos dependiendo de sí misma, lo que significa ganar para clasificar a cuartos de final del máximo torneo de selecciones del viejo continente. El partido resultó vertiginoso de principio a fin, y alcanzados los 40 minutos del segundo tiempo, España caía por 2-3.  En esos minutos finales Gaizka Mendieta logró equiparar las cosas para los hispanos, mediante lanzamiento penal, hasta que se llegó al cuarto minuto de descuento. Un desordenado ataque español, propio de la impronta de Javier Clemente al mando de los ibéricos, provocó una avalancha en el área balcánica que decantó en el gol de Alfonso, que señaló la clasificación hispana a cuartos de final, que marcaría el fin de su andar en tierras holandesas, a manos de Francia, futuro campeón.

8.-        Adriano (Brasil) a Argentina en la Copa América 2004: Argentina busca desde 1993 ganar algo a nivel de selecciones adultas; la Copa América de Perú, en 2004, estaba resultando la ocasión propicia para obtener el título esquivo por 19 años. El equilibrio de la final se había roto con el gol de César Delgado  a los 87 minutos, que servía en bandeja el título a la albiceleste, hasta que Adriano, cuando se jugaba el tercer minuto de descuento batió a Abondanzieri con un potente disparo que obligó a dirimir el título continental mediante lanzamientos penales, donde se agigantó la figura de Julio César , arquero brasileño que contuvo el disparo de D’Alessandro y vio como Heinze fallaba su tiro, llevando al título a los cariocas, que se encargarían de revalidarlo, pero ahora de manera contundente, en el certamen de 2007.

7.-        Arturo Vidal (Chile) a Brasil en el Sudamericano Sub20 2007: Está bien, fue de penal; pero hay que decir que muchos factores se conjugaron ese día para mantener la lógica en los torneos juveniles; esa que decía que Chile siempre perdía con Brasil. En primer lugar la incesante lluvia que cayó sobre Luque, sede del juego; en segundo lugar las expulsiones que mermaron al equipo chileno (Larrondo y Martinez), dejándolo con 9 elementos en la cancha; y en tercer lugar, el estar en desventaja de 0-1 y 1-2 con los brasileños, lo que tradicionalmente se transforma en una barrera insalvable para los equipos. En el cuarto minuto de descuento, se cobró penal para Chile. La responsabilidad de convertirlo en gol recayó en Arturo Vidal, quien ya había señalado el empate transitorio desde los 12 pasos a los 85’ y que ejecutó de manera perfecta el lanzamiento, dando el empate a Chile, que se consiguió a puro empuje de los 9 elementos que quedaban. Sin duda, un penal que fue gritado en todos los rincones del país durante el verano 2007.

6.-        Emil Kostadinov de Bulgaria a Francia en las eliminatorias a EEUU 94: Francia ya había fracasado en su intento por llegar a Italia 90’ y se encontraba en una nueva etapa después del exitoso ciclo liderado por Michel Platini, que concedió 2 bronces planetarios y una Eurocopa. En la última fecha del camino a Estados Unidos los galos aparecían con 13 puntos sobre 12 de Bulgaria, por lo que 2 de 3 resultados hacían posible la clasificación de Francia a un Mundial luego de 8 años. El desarrollo del juego fue muy tenso y se quebró con los goles de Cantoná (32’) y el mismo Kostadinov (37’) que sentenciaban un empate que todavía favorecía a los bleus. En el último minuto de juego, un largo pelotazo en búsqueda de Kostadinov, exclusivo delantero búlgaro aquella tarde en París, encontró extraordinaria recepción y un disparo alto al primer palo de Lama, dejó las cosas 2-1 para Bulgaria: la pesadilla que se hacía presente en el Parc des Princes. Francia fracasaba en su lucha por llegar  un mundial por segunda vez consecutiva, y sólo lo haría como anfitrión en 1998, ocasión en que alcanzaría su primer título mundial.

5.-        Ivica Vastic de Austria a Chile en Francia 1998: La selección chilena había soprendido al planeta fútbol en su debut mundialista al empatar 2-2 con Italia (en rigor, Italia le empató a los chilenos). La segunda fecha del grupo B emparejaba a Austria y Chile, ambos con 1 punto, en busca de las 3 unidades que asegurasen  el paso a octavos de final. Durante el desarrollo del partido, la Roja dilapidó varias opciones de abrir el marcador, hasta que a los 24 minutos del segundo tiempo Marcelo Salas empujó un balón en la línea de meta, para señalar el 1-0. Casi al expirar el juego, el meta Konsel desvió un violento disparo de Zamorano que tenía destino de red y de 2-0 definitivo. Sin embargo, en el tercer minuto de descuento y luego de que Salas hubiera perdido un balón que no supo cuidar en ataque para dejar correr el tiempo, Vastic, recoge un rebote en la entrada del área y con borde interno lo aleja de la resistencia de Nelson Tapia quien se desploma luego de ver caída su valla en el último instante. Inolvidable es la reacción de los comentaristas de TVN ante el gol austríaco: “¿Por qué siempre a nosotros?” (Pedro Carcuro) y “Es un gran gol” (Patricio Yáñez).

4.-        Ismaeel Latif  de Bahrein a Arabia Saudita en la definición del cupo a repechaje eliminatorio a Sudáfrica 2010: La dinámica del fútbol, reza el título de este vídeo cuando uno consulta en youtube los 6 minutos finales del partido de vuelta de la confederación asiática, que otorgaba el derecho a jugar contra Nueva Zelanda el boleto al penúltimo cupo mundialista. El partido de ida en Manama había finalizado 1-1, por lo que Arabia Saudita luchaba denodadamente por quebrar el empate a uno que se estaba produciendo en el partido de vuelta, y que obligaba a prorrogar en 30 minutos más el suspenso. El árbitro del juego señaló 4 minutos de compensación, momento en el cual Arabia Saudita pasó del éxtasis a la agonía de quedar fuera de la opción por llegar a un mundial por quinta vez consecutiva. Esto porque aunque los saudíes lograron el 2-1 que los clasificaba (en el primer minuto de descuento), lo que vino en los 120 segundos restantes fue emoción pura, hasta que exactamente a los 92 minutos con 53 segundos se ejecutó un tiro de esquina en favor de Bahrein, que fue cabeceado magistralmente en el área por Latif haciendo estéril el esfuerzo del meta árabe. Se producía así el empate en 2 goles que otorgaba la clasificación a los visitantes por la regla del gol de visita. Luego de la reanudación no hubo tiempo para más que una escaramuza del local que fue disuelta rápidamente por la defensa de Bahrein y por el silbato del juez, que señaló el final del partido.

3.-        Diego Aguirre de Peñarol a América de Cali en la final de la Copa Libertadores de 1987: Escuchar el llanto de los relatores colombianos al narrar este gol parte el alma; pero también es cierto que América de Cali no supo administrar el balón en los últimos minutos del tercer juego final, disputado en el Estadio Nacional de Santiago. La leyenda del fútbol dice incluso que los aficionados caleños iniciaron una especie de cuenta regresiva al percatarse de que restaban sólo 30 segundos de los 120 minutos de juego que se disputaban esa tarde. Esa misma mitología futbolera incluso reza que Aguirre recogió el balón en área colombiana cuando los forofos del América iban en 10, 9, 8… El gol uruguayo desató la algarabía en la parcialidad chilena que apoyaba ampliamente a los manyas; quizás porque América de Cali había eliminado a Cobreloa en la fase semifinal de la copa. Sería la última consagración continental de los uruguayos en la Copa, y se cerraría el trienio maldito de los colombianos, que no pudieron quedarse con ninguna de las tres finales de copa que disputaron. El gol de Aguirre, sin duda, es uno de los relatos más emocionantes escuchados en la Copa Libertadores de América.

2.-        Fernando Morena de Peñarol a Cobreloa en la Final de la Copa Libertadores de 1982: Nuevamente Peñarol ¿Qué decir del gol de Morena?:  que fue a los 44 minutos del segundo tiempo; que rompía el cero que se extendía desde Montevideo y se instalaba casi en forma definitiva en Santiago, que los comentaristas ya anunciaban para dentro de 2 días el tercer juego en Buenos Aires, en fin; lo cierto es que aquel gol señalado el 30 de noviembre de 1982 aún provoca pesadillas en la parcialidad de Cobreloa, que vio escapar por segundo año el sueño de campeonar en América. La película de aquella jugada es clara. La defensa uruguaya aborta uno de los últimos ataques chilenos en el partido, se produce una rápida salida por la banda derecha, junto a las bancas; y viene el memorable cruce de Venancio Ramos, que encuentra desacomodado a Morena, quien con una fantástica contorsión en el aire logra batir al meta chileno Wirth, entregando a los mirasoles su cuarto trofeo continental.

1.-        Hugo Rubio de Colo Colo a Universidad de Chile en la Liguilla por el Vicecampeonato 1992: Sin duda, este es un placer culpable. Colo Colo llegaba a la última fecha del cuadrangular por el vicecampeonato prácticamente sin opciones, tras haber caído con Unión Española y empatado con Universidad Católica; por su parte Universidad de Chile tenía la primera opción de regresar a jugar la Copa Libertadores luego de 12 años al llegar invicto al clásico. El trámite se había hecho parejo, y los azules administraban el 0-0 que los dejaba primeros en la tabla con 4 unidades. Se llegó así al minuto final, que se veía complementado por el espectáculo de la parcialidad azul que encendía antorchas y fuegos de artificio para celebrar la obtención del segundo lugar en la temporada. Hasta que un largo cruce de izquierda a derecha de Marcelo Barticciotto encontró a Lizardo Garrido jugado en ofensiva quien centró para el atropello de Hugo Rubio que batió a un desconsolado Superman Vargas, esfumándose así el sueño azul por alcanzar un cupo en la Copa Libertadores de 1993. El gol, no hizo más que perjudicar a los universitarios, que debieron jugar una definición contra Universidad Católica, en la que caerían 1-3 perdiendo pan y pedazo, ante sus dos más enconados rivales.


Ránking elaborado por Carlos Pérez. En Twitter es: @puertomontt25







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada