jueves, 20 de diciembre de 2012

Campañones en Champions League: Villarreal 2005-06


Villarreal, pequeño club de la ciudad con el mismo nombre (que no supera los 50 mil habitantes) escribió en la temporada 2005-06 el capítulo más recordado de su desconocida historia. Fundado en 1923, el Submarino Amarillo, como se le conoce, deambuló hasta 1991 entre los torneos regionales, la Tercera División, Segunda División B y Segunda División. Recién en 1992 pudo establecerse definitivamente en la segunda categoría. Esto hasta que en la temporada 1997-98 acabó en la cuarta posición, pudiendo disputar una promoción ante Compostela. El equipo, que contaba entre otros con Palop, Aitor Arregui y Edison Mafla (¡!), logró superar la llave, para obtener por primera vez un cupo en la máxima categoría. Sin embargo, tal campaña no fue de las mejores y perdió en la liguilla ante el Sevilla, retornando prontamente a Segunda. De vuelta en la B, no tuvo inconvenientes para posicionarse en los primeros lugares, alcanzando el tercer puesto y el pronto retorno a primera. Contaba con jugadores como Diego Cagna, Walter Gaitán, Craioveanu, dirigidos por Caparrós y Paquito. El Submarino se alistaba a escribir la década más importante de su historia.



La nueva experiencia en primera superaría cualquier expectativa. Bajo el mando de Víctor Muñoz, alcanza un meritorio séptimo lugar, clasificando a competencias europeas. Combinaría puesto de medianía y baja tabla hasta que a mediados del 2004 se anuncia la contratación del chileno Manuel Pellegrini, para que se hiciera cargo del equipo. El plantel era de jerarquía: Reina, Arruabarrena, Rodríguez, Sorín, Senna, José Mari, Santi Cazorla y la estrella del equipo, Juan Román Riquelme. En la primera temporada alcanzaría un histórico tercer lugar en la liga, solo por debajo de los poderosos Barcelona y Real Madrid , y un no menos importante pase a cuartos de final en la Copa UEFA, siendo eliminados por el AZ Alkmaar. 


Para la campaña 2005-06, tenían la oportunidad única de disputar la Champions League, debiendo sortear primero una eliminatoria ante el Everton inglés. Triunfo en Villarreal y en Liverpool para instalarse en el grupo del Lille, Benfica y el Manchester United. El equipo contaba ahora con nuevas figuras, como los uruguayos Viera y Forlán, el italiano Tacchinardi, el boliviano Peña y los argentinos Barbosa y Franco. Los dos primeros partidos serían en blanco, frente al United y el Lille, en España y Francia, respectivamente. Luego, empate a un tanto en casa frente al Benfica, para luego vencerlos por la mínima en Portugal, gracias a un zapatazo de Marcos Senna. Finalmente, un histórico empate el Old Trafford y un ajustado triunfo ante los franceses, le dio el primer lugar de su grupo, invictos y clasificados para jugar en octavos. En una apretadísima llave, Villarreal solo pudo imponerse a Glasgow Rangers por el gol de visita. El equipo del Ingeniero ya se instalaba entre los mejores ocho equipos del continente. El desafío en cuartos era mayor, el Inter de Roberto Mancini, con Cambiasso, Verón, Stankovic, Zanetti y Martins. Nuevamente el gol de visita fue factor, al caer 2-1 en Milan y vencer por la mínima en España, con quizás el tanto más importante en la historia del club, convertido por el Vasco Arruabarrena. El equipo dejaba de ser sorpresa y se ilusionaba. En semifinales, el Arsenal de Wenger y Henry era un duro escollo. La ida jugada en Londres, terminó siendo injusta para el Villarreal, cayendo por la cuenta mínima. La mala suerte y polémicas decisiones arbitrales no permitieron traer un mejor resultado. En la vuelta, el Villarreal se creó un sinnúmero de ocasiones para equilibrar la serie, pero la impericia de sus delanteros y la actuación del portero Lehmann mantuvieron el cero hasta el final. Capítulo aparte para el penal de Riquelme sobre el final, lo que habría dado la posibilidad de jugar una prórroga para determinar al finalista. Así concluía una exitosa campaña, sorprendente para la mayoría, con una orientación por el buen juego, la pelota a ras de suelo, la genialidad y tiempo de Riquelme y la efectividad de Diego Forlán.  



Posteriormente, el Villarreal bajo las órdenes del chileno seguiría teniendo actuaciones destacadas a nivel nacional y también internacional, con cuartos de final en una Champions League posterior. Luego de la salida del ingeniero, más el recambio de la mayoría del plantel, el equipo no volvió a ser el mismo, llegando a descender en la temporada 2011-12, luchando actualmente por regresar a la primera división.

Por Luis Armandoski

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada