viernes, 3 de enero de 2014

Herencia Vacante: Los campeonatos de los equipos desaparecidos

“Herencia Vacante: es aquella situación que se produce cuando el fallecido no tiene descendientes directos o no dejó testamento”

Esta definición, que no guarda aparentemente relación con el fútbol, sino que es mas propia de quienes hicimos del Derecho nuestra profesión, tiene, sin embargo, su propia versión en lo que tiene que ver con el Deporte Rey. Tal es el caso de los torneos oficiales alcanzados por equipos que, con posterioridad, han dejado de existir. A continuación, una breve enumeración de algunos casos (incluyendo un ejemplo acaecido en nuestro propio país) y, en la medida que resulte posible, una solución a la duda que sigue: ¿Quién se hace dueño de los títulos de un equipo desaparecido?

·         Mariscal Santa Cruz: el equipo boliviano, nacido en la década de 1920 y clausurado en 1976, tiene un raro honor: aun cuando nunca obtuvo títulos de primera división en su país, ostenta la marca de ser la única escuadra del país altiplánico en ostentar un campeonato internacional. Nos referimos a la Recopa Sudamericana de 1970. Es justamente ese trofeo el que queda sin titular cuando el “Club Cardenal” desaparece.

·         Alumni: uno de los pioneros del fútbol argentino, tiene a su haber la friolera de 10 campeonatos nacionales del país trasandino. Los mismos que quedaron sin dueño con el cierre del club, en 1913. Como curiosidad, cabe decir que hoy existe un equipo del mismo nombre, que es considerado sucesor del original… pero que se dedica al rugby (deporte en el que también ostenta un puñado de campeonatos de la disciplina).

·         Union 92 Berlin: campeón en los albores del fútbol alemán, por allá por 1905, el cuadro de Brandemburgo fue declarado en bancarrota en 1992 y, en consecuencia, fue disuelto. Hoy el Blau Weiss de Berlín (de la sexta división del balompié teutón) se declara su sucesor.

·    Chemie Leipzig: un caso aun mas extraño, como es el de un equipo desaparecido que ostenta el campeonato de un torneo de fútbol también desaparecido. En este caso, hablamos del torneo de liga de la desaparecida Alemania Oriental (que tuvo su término con la disolución del país en 1990) en su edición de 1951 y 1964. En este caso particular cuesta determinar la condición del campeonato, no solo por falta de titular, sino que por desaparición del torneo.

·         Marte: el club mexicano tiene una marca que podríamos calificar de insólita en el fútbol mundial: los de Cuernavaca alcanzaron el título de la primera división azteca en 1954 para descender en 1955 y ser expulsados de la Federación en 1956, lo que en la práctica significó su desaparición.

·         Asturias: este equipo mexicano, creado por la comunidad asturiana residente en este país, tiene el mejor registro de triunfos en el torneo de Copa del país del norte (8 trofeos) y además ostenta el título de primera división de México de 1944, el primero de la historia del campeonato profesional en dicho país. Desapareció solo 6 años después.

·         Mariscal Sucre: el elenco limeño, desaparecido en 1978 (solo un año después de su descenso a la segunda división del fútbol peruano), tuvo en su palmarés los torneos nacionales de 1944 y 1973. En este caso, como en la mayoría, ni siquiera hay un club “sucesor” que se sienta adjudicatario de sus títulos.

·         Green Cross: ya entrando en terreno local, el llamado equipo “pije”, institución señera en los albores del fútbol chileno, obtuvo el campeonato nacional de 1945, para luego experimentar un declive tanto en lo deportivo como en la afición de público, terminado con su desaparición en 1965, fusionándose con Deportes Temuco, tras lo cual nacería “Green Cross-Temuco” y, ya afincados en la capital de la Araucanía, en 1984 adoptan el nombre de Deportes Temuco (que se autodenomina sucesor en lo que a historia se refiere), ya siendo una institución distinta respecto del club de la Cruz Verde de los 40. Cabe mencionar que, junto a Santiago Morning, son los dos únicos clubes chilenos campeones de liga que nunca han disputado la Copa Libertadores de América.

En estos casos, es complejo dar una respuesta tajante respecto a la “calidad jurídica” de los campeonatos obtenidos. Particular es el caso del Chemie Leipzig, que ganó un torneo que hoy no existe. Tampoco correspondería, en rigor, aplicar la lógica de la sucesión por causa de muerte, entendiendo que hablamos de personas jurídicas y no naturales. Empero, si podríamos fijar ciertos criterios para adjudicar o definir la propiedad de los campeonatos de esos clubes, en los casos en que la asociación nacional respectiva no haya dirimido ya el asunto.


Por ejemplo, resulta evidente que si la desaparición fue solo un cambio de nombre, el club sigue manteniendo propiedad sobre el torneo, mas allá de cualquier cambio formal. En los casos en que el club no tenga sucesor (como Mariscal Santa Cruz o Mariscal Sucre) los torneos pasan a quedar vacantes, siendo propiedad de la Asociación respectiva (tal como en el caso de las herencias que no son reclamadas por falta de sucesor y que pasan a las manos del Estado). Pero en los casos en que ha habido fusión o cambio en la personalidad jurídica del club, a criterio de quien suscribe el torneo, no se le puede tratar como cualquier activo del club original, por lo que el torneo podría quedar vacante y en manos de la Asociación respectiva a perpetuidad (como en el caso del Green Cross). 

Rodrigo Flores Toro
@rflorestoro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada