jueves, 20 de noviembre de 2014

Finalistas de CONMEBOL hoy en el ascenso.

A lo largo de la historia, un número no menor de equipos han engalanado su historial llegando a disputar una final internacional. Unos más que otros, pero el hecho de sellar su nombre en el partido clave es un orgullo que no se puede borrar. Los más grandes para legitimar su historia; los más chicos, para pertenecer al otro grupo. O quién sabe, solo por el hecho de jugar. Lo cierto es que llegar a una final no te garantiza el sitial de honor eterno para los primeros, ni un camino de gloria para los segundos. En este artículo daremos un vistazo a esos equipos que fueron capaces de llegar a una o más finales de competiciones sudamericanas y que al día de hoy, no se encuentran compitiendo en la máxima categoría de su país. Segunda, tercera e incluso cuarta división son hogar actual de estos equipos que supieron ver el cielo en un momento.

América de Cali, el eterno finalista.
Si hablamos de un equipo mufado en Sudamérica ese no es otro que América de Cali. Cuatro finales de América, 3 de ellas consecutivas, agregando uno que otro final de infarto, lograron colocar quiéralo o no a los rojos como uno de los equipos grandes del continente. Ese equipo de Ochoa que contaba con estandartes como Falcioni, Battaglia, Cabañas, Gareca, entre otros, hizo que hablar del Pascual Guerrero sea motivo de temor inclusive para argentinos y brasileños. Sin embargo, luego de la mitad de los 90 el poderío del América se fue diluyendo, y no solo a nivel continental. A partir del año 2003, solo en la temporada 2008 rescató actuaciones que hicieron rememorar la jerarquía de antaño, decayendo en un nuevo declive que se concretaría 3 años más adelante. Corría el 2011 y ya rondaba en el continente el olor a descenso debido al tema River, tema que evidenciaba que nadie podía escaparse. Así llegó aquella definición con Patriotas cuando el recordado penal de Chávez indicó que el equipo más grande de Colombia, junto con Nacional, debía irse a la B. El primer año tuvo el regreso a la mano, pero no pudo ni ante Alianza Petrolera ni ante Cúcuta. El 2013 logró dominar la fase regular, pero decayó en las finales, mientras que para el año en curso el rendimiento no ha sido el mejor. Casualmente, la división mayor del fútbol colombiano confirmó dos nuevos cupos para la A en 2015, con lo cual América tendrá otra chance de regresar al sitial que le corresponde.

Primera formación de América en la B, ante Real Santander en 2012.


Productos de la querida Copa CONMEBOL
En un intento simpático por emular la Copa UEFA de Europa, nuestra Confederación instauró la añorada Copa CONMEBOL, que generalmente aglutinaba en un colorido torneo a equipos que raramente tenían la posibilidad de cruzar fronteras y hacerse de un nombre en el continente. Esta situación tuvo su punto de cúspide cuando para el año 1999, los finalistas fueron dos debutantes en estas lides: Centro Sportivo Alagoano de Brasil y Talleres de Córdoba. Internet es una poderosa arma que te permite encontrar datos tan increíbles como incluso cómo es que un equipo de la tercera división pueda clasificar a un torneo CONMEBOL: CSA logró clasificar gracias a llegar a las semifinales de la Copa do Nordeste de 1999, cuyo campeón obtenía un cupo en la cita. Como los finalistas (Vitoria y Bahía) más el otro semifinalista (Sport Recife) decidieron no incursionar este torneo… CSA! ocupó la plaza que no desaprovechó llegando hasta la final, no sin antes eliminar a Vila Nova, Estudiantes de Mérida y Sao Raimundo. Allí lo esperaba la T, que también llegó al torneo producto de una deserción, la de Gimnasia de La Plata. Talleres, reciente ascendido que en el torneo local tenía más cerca el de nuevo la B que a Boca o River, eliminó en llaves épicas a Independiente Petrolero de Bolivia (que hoy juega en la Asociación Chuquisaqueña de Fútbol (!)), Paraná y Deportes Concepción. Así, se nos venía una final con equipos de segundo o tercer orden en el concierto sudamericano, donde Talleres logró una nueva hazaña y se alzó con el título. Era el equipo del Tigre Gareca. Pero, más allá del ascenso a la B de los brasileños y un par de buenas campañas de los cordobeses que incluso jugaron la Libertadores, la decantación del camino de ambos no fue tan positiva. El CSA retornó rápidamente a la C y actualmente se encuentra disputando la liga regional, donde no alcanza a ser protagonista. Por su parte, Talleres descendió a la B en 2004 y nunca pudo regresar a Primera. Es más, en 2009 cayó al Argentino A, y por más que tuvo un breve regreso al Nacional B, la tercera categoría lo volvió a acoger. Hoy, espera por la fase de repechaje que le permita regresar a la segunda categoría.

Talleres ante Racing de Córdoba en 2009

Son tantos brasileños.
Son tantos los brasileños buenos que no caben todos en primera. Esa podría ser una explicación, contabilizando la cantidad de clubes de este país que alcanzaron una final de Copa en el continente. Vasco da Gama es sin duda el más importante de estos: logró ganar el primer torneo de clubes en 1948 y se adjudicó la Copa Libertadores de 1998, además de la Copa Mercosur en 2000. Sin embargo, desde ese momento, su derrotero se ha convertido en una verdadera montaña rusa, con dos descensos y algún que otro subcampeonato en primera división. El día de hoy se encuentra peleando nuevamente un ascenso a la máxima categoría donde le basta un punto en las últimas dos fechas para el objetivo. El que sí ya logró el ascenso fue Ponte Preta, finalista de la Copa Sudamericana 2011. El equipo de Campinas, que perdió en la final ante Lanús, se debatía al mismo tiempo con el fantasma de un nuevo descenso, situación que no logró revertir.

Vasco enfrentando al campeón Joinville, este año.


Finalmente, el caso más sorprendente es el de Sao Caetano. Joven equipo que irrumpió en el escenario continental de manera abrupta al inicio de siglo, llegando a una final de Copa Libertadores y ganando el partido de ida en Asunción ante el mismísimo Olimpia. Pese a la derrota de la vuelta, el Azulao logró hacerse de un nombre y siguió participando habitualmente de las competiciones internacionales. Sin embargo, esta racha de buenas presentaciones se vino abajo cuando para el año 2006 la tabla de posiciones lo condenó a volver a la segunda división. Se esperaba un pronto retorno, pero nunca estuvo cerca de lograrlo y el año 2013 ocupó la penúltima plaza, siendo relegado a la Serie C. En esta categoría, donde lo esperaban equipos como Juventude y Guaraní (dos ex Libertadores), Mogi Mirim, Guaratinguetá y Duque de Caxias, nunca supo afirmarse y el el 29 de Septiembre pasado cayó al pozo de la Serie D, producto del triunfo del equipo de Campinas sobre Caxias. Así, para el año 2015 lo esperan clubes de la talla de Brasil de Pelotas, Princesa Solimoes o Estrela de Norte, nombres algo lejanos de los Olimpia, América, Boca Juniors o Cruz Azul que enfrentaba hace no más de diez años.

Sao Caetano vs. Mogi Mirim, Serie C 2014

Este fue el caso de los seis equipos sudamericanos que lograron disputar una final continental y que actualmente no militan en la primera división de sus respectivas ligas. A modo de referencia, ¿qué es lo que pasa en Europa? Respire y enumere: Nottingham Forest, Birmingham City, Leeds United, Wolverhampton, Ipswich Town, Middlesbrough, Fulham, Alavés, Zaragoza, Mallorca, Glasgow Rangers, Munich 1860, FC Magdeburgo (4ta división), Fortuna Dusseldorf, FC Carl Zess Jena (4ta división), Lokomotiv Leipzig (5ta división) y Royal Antwerp.

LAG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada