martes, 2 de diciembre de 2014

Definiciones de infarto en el torneo chileno.

El desenlace de los torneos generalmente se reserva a dos equipos que pujan por la obtención del título y el fútbol internacional ha reservado en contadas ocasiones la definición para dos clubes que se enfrenten entre sí en la última fecha; de esta manera, en Argentina recordamos a Independiente frente a Huracán en el clausura 1994 o al mismo Huracán cayendo con Vélez en el clausura 2009. Esta temporada, Atlético de Madrid se coronó en casa del Barcelona, que con un triunfo se alzaba con la Liga. Si pensamos en tres equipos, el apertura 2008 de Argentina encontró en dramática definición a Boca Juniors, San Lorenzo y Tigre, instancia en que los xeneizes ganaron el título. Actualmente, Universidad de Chile, Colo Colo y Santiago Wanderers discuten la opción de campeonar en el torneo de apertura, aunque hipotéticamente ante la igualdad de más de dos equipos, el reglamento debe decantar en dejar dos equipos para la definición. A continuación, revisamos algunos casos en que tres equipos han llegado con chances de título a la última fecha del torneo.

Campeonato de 1943: En época de dos puntos por triunfo, Unión Española y Colo Colo acceden a la última fecha con 24 unidades y Magallanes, con menos opción, aparece con 22. El desenlace favorecerá a los hispanos que se imponen 3-1 a Green Cross, acabando con las opciones de la Academia, a la que no le basta derrotar 3-1 a Badminton. Colo Colo, por la tarde, cae 2-0 con Santiago Morning y contribuye a allanar el primer título de los rojos de Plaza Chacabuco.

Campeonato de 1950: Siete años más tarde, la definición de un torneo volvía a encontrar a albos e hispanos, esta vez con un nuevo acompañante: Everton de Viña del Mar. De hecho, el cuadro ruletero lideraba junto a los rojos de cara a la última fecha, mientras que Colo Colo estaba tercero a un punto de ambos. Los viñamarinos recibirían a Iberia, los hispanos a Ferrobádminton y los albos a Audax. Sin más, todos cumplieron su misión tranquilamente, por lo cual Colo Colo fue testigo por radio del desempate jugado en Enero y que vería a Everton como campeón por primera vez del torneo nacional.




Campeonato de 1958: La última fecha encuentra a Santiago Wanderers y Colo Colo con 33 puntos y a Deportes La Serena con 31. Los caturros, pese a igualar con O’Higgins (2-2), logran asegurar su primer título y escapar del asedio de Colo Colo, que cae 3-0 frente al archirrival de los porteños, Everton. La Serena, que gana 3-2 a Audax Italiano, no logra discutir opción alguna al título y debe conformarse con compartir el segundo lugar con los albos.




Campeonato de 1968: La segunda estrella del Decano se produjo tras una extenuante campaña que dividió el campeonato de ese año en diversas etapas. A la liguilla por el título llegarán ocho equipos y a la última fecha de ese reducido acceden Wanderers con 24 unidades, Universidad de Chile con 23 y Universidad Católica con 22. Nuevamente, el elenco de la quinta región solo consigue un empate (3-3) ante el equipo de un fulgurante Carlos Reinoso, que le otorga su segundo título. Universidad de Chile, en tanto, desaprovecha la opción de sumar una nueva estrella en la década gloriosa del Ballet Azul, empatando 3-3 con Palestino y el frustrante gol de Moris. Solo Universidad Católica logra triunfar (4-1 sobre Huachipato), pero deberá observar la consagración de los Panzers.


Campeonato de 1985: en su década de máxima gloria, Cobreloa se alzaría en 1985 con su tercer título a nivel local. En un disputado torneo con el Eveton de Armando Tobar, Colo Colo y Unión Española, llegarían con opciones a la última fecha loínos (50), ruleteros (50) e hispanos (48). El elenco de Jorge Toro debía viajar a Arica que necesitaba de un empate para salvar la categoría. Everton visitar a Universidad Católica que luchaba por la liguilla y Unión Española a Quillota contra un desesperado San Luis. Cobreloa logró hacer su trabajo con goles de Letelier y Covarrubias, mandando a segunda a los ariqueños, mientras que los ruleteros poco pudieron hacer en Santiago. El partido de los hispanos a esa altura ya solo era para la anécdota, o mejor dicho, para que San Luis rasguñara una victoria que los dejaría un año más en primera división.




Torneo Apertura 2007: Las 21 fechas del torneo de apertura de ese año, jugado sin playoffs debido a la participación de Chile en la Copa América de Venezuela, ofrecen el último gran ejemplo de triple discusión por el título en nuestro campeonato. Colo Colo, que iguala agónicamente en la penúltima fecha ante Huachipato (2-2) logra sumar 44 puntos. Universidad Católica llega con 43 unidades y Audax Italiano, que vive espléndidos días con una brillante camada de jugadores suma 41. El desenlace se juega de manera simultáneo el sábado 16 de junio de 2007. Mientras los itálicos sacan adelante su parte de la tarea (derrotando 2-1 a La Serena) y Universidad Católica se siente campeón por largos minutos al imponerse a Coquimbo en la cuarta región. Colo Colo deberá “sufrir” hasta las medianías del segundo tiempo cuando una incursión de José Luis Jerez encuentra a Humberto Suazo libre en el área para conectar la exclusiva cifra que concede el vigesimosexto título al elenco albo.


Colo Colo, Universidad de Chile y Santiago Wanderers a un solo punto de distancia aseguran un final de lujo y que no se recomienda para cardiópatas. Esto, con el aditivo además de que por primera vez en la definición de a 3, habrá un partido que enfrente a dos de los candidatos por el título. Esperemos no defrauden.

Por Luis Aguilar y Carlos Pérez
Imágenes de Revista Estadio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada