sábado, 8 de septiembre de 2012

Historias Eliminatorias: Noruega a EEUU 1994


Noruega había disputado, hasta 1994, solo un partido mundialista en toda su historia. Había sido en 1938. En aquella ocasión, obtuvo su cupo gracias a ganar el frente a frente a Irlanda. En la cita francesa, cayó en el debut ante la vigente y posterior campeona, Italia, en un partido muy disputado (Piola desequilibró en el tiempo suplementario). Luego de esa experiencia, Noruega no volvió nunca más a un Mundial, ni tampoco participó de alguna Eurocopa. Sin embargo, rumbo al campeonato europeo de 1992, la selección vikinga ya mostraba algunas cosas que la llevarían al siguiente mundial. Gracias a una victoria en casa y a un empate como forastero, dejaba en el camino a Italia, logrando que la Unión Soviética clasificase a la justa continental.

El grupo que debía integrar rumbo a Estados Unidos 1994 hacía sospechar que la selección noruega nuevamente sería parte del pelotón europeo que sirve para rellenar las distintas zonas. Una de las mejores Holanda de la historia; una Inglaterra que venía de ser semifinalista hace pocos años y que por nombre siempre es favorito; dos rivales siempre fuertes y difíciles como Polonia y Turquía, más la presentación del combinado de San Marino. No obstante, contaba con una generación de jugadores que pondrían a Noruega por la disputa de uno de los dos cupos.

El portero Thorstvedt, con amplia experiencia y jugador del Tottenham. Pedersen, haciendo sus primeros pasos en el IFK Goteborg sueco. El capitán Bratseth, del Werder Bremen alemán. Un joven Erik Mykland, de la liga local. Kjetic Rekdal, del Lierse belga. Jostein Flo, del Sheffield United. Estos jugadores componían la base del equipo, adiestrados por Egil Olsen, histórico en la banca vikinga.

El sueño se iniciaba en Oslo, el 09 de Septiembre de 1992, recibiendo a la débil San Marino. Una goleada por amplio marcador era necesario para comenzar a forjar una mística y así lo consiguieron, con un contundente 10-0 (algo que nunca más conseguirían hasta hoy)



Dos semanas después, la prueba de fuego ante Holanda, que alineaba, entre otros, con Koeman, De Boer, Rijkaard, Van Basten y Bergkamp. A poco de comenzar, gol de Rekdal de penal y rápida reaación de Bergkamp. Sobre el final, Sörloth hacía estallar el Ullevaal de Oslo. 4 sobre 4 puntos, América estaba cerca.



El 07 de Octubre, había que confirmar el buen comienzo en Serravalle, visitando a San Marino. Un 0-2 cómodo antes de que se cumplan los 20 minutos cerraba el trámite. Con 4 partidos jugados en el grupo, Noruega puntuaba 6, mientras que Polonia había vencido a Turquía. El último partido del año sería ante Inglaterra en Wembley, palabras mayores. Platt habría la cuenta para el equipo de Adams, Pearce, Ince, Gascoigne, Wright y Shearer. Sin embargo, Rekdal enmudecía la catedral a poco del final con un golazo de antología. Hazaña noruega, y con 7 puntos el año 1992 parecía de ensueño. En otros duelos, Holanda cedía puntos ante Polonia, que luego recuperaría en Turquía. San Marino, en tanto, engrosaba las puntuaciones del rival de turno.



Noruega volvería a jugar en Abril de 1993, recibiendo a una difícil Turquía. Sin Thorstvedt, un joven Rossbach debía ocupar el arco. Los turcos contaban con Hakan Sukur en sus filas, entre otros. Era un partido clave para alejarse de los turcos en la tabla y fue así como el ímpetu noruego los aventajó por 3-0 al minutos 55. El descuento turco no cambió la historia, y Noruega ya sumaba 9 puntos, con una campaña perfecta en Oslo. 02 de Junio, y la prueba de fuego para los noruegos. Recibían a una complicada Inglaterra, que necesitaba del triunfo. En un partido parejo, los goles de Leonhardsen y Bohinen estructuraban un histórico 2-0, que lo dejaba prácticamente instalado en Estados Unidos.



Una semana después, turno de viajar a Holanda. En el estadio del Feyenoord, el cero se mantendría hasta el final, logrando una semana de ensueño para las aspiraciones noruegas. Luego de este partido, las posiciones estaban: Noruega 12, Holanda 9, Inglaterra 9, Polonia 7, Turquía 3, San Marino 1. Restaban los duelos ante los polacos, y la visita a Turquía.
22 de Septiembre en el Ullevaal. Un triunfo ante una peligrosa Polonia era casi un boleto asegurado. En un partido muy apretado, solo el gol de Flo quebró la paridad, estallando el júbilo noruego.



El 13 de Octubre de 1993 sería un día que los noruegos jamás olvidarían. En Poznan, visitaban a Polonia sabiendo que el triunfo los devolvía a un mundial luego de 56 años., sin preocuparse del último duelo en Turquía. En un partido memorable, los noruegos ganaron trabajadamente, luego del 0 en el entretiempo. Un 0-3 histórico, que obligaba a que los colosos de Holanda e Inglaterra se eliminaran entre sí.



Luego, la derrota, única en el proceso en Estambul ni siquiera les quitaba el liderazgo del grupo. En EEUU 1994, cumplirían un decente papel, ganando (México), empatando (Irlanda) y perdiendo (Italia) en el grupo, siendo perjudicados por la diferencia de gol. Con 4 puntos quedaban últimos en su zona, recordando que en Francia 1998 un equipo finalizó segundo con solo 3 puntos. También estarían presentes en ese mundial (clasificando en un grupo más asequible).

Luego de esa época de esplendor noruega de los noventa, la selección no participó más en un mundial, ni tampoco a una Eurocopa (salvo el 2000). Sin embargo, la gesta realizada en 1992 y 1993, superando a potencias del continente, no será olvidada con facilidad.

Por Luis A.


1 comentario: