sábado, 27 de octubre de 2012

Cerro Porteño y su enfermedad llamada Semifinales


Cerro Porteño, indiscutidamente, es uno de los mejores equipos de Paraguay. Sin embargo, nunca ha logrado acceder a una final continental, a pesar de su linaje e historia. Aquí, cada uno de los intentos. 



COPA LIBERTADORES 1973
Luego de sortear el grupo ante Olimpia, Sporting Cristal y Universitario, con 4 ganados, 1 empatado y 1 perdido, recaló en el grupo de semifinales ante Botafogo y Colo Colo, todos sin saber lo que era disputar una final continental. Y en el grupo comenzaba de maravillas, goleando por 5-1 al conjunto chileno, con tantos de Cino, Escobar y Mendoza. La cosecha continuaría a los 15 días, con un nuevo triunfo ante los cariocas, esta vez de 3-2. Un triunfo en Santiago le daría la primera final al equipo paraguayo, pero Colo Colo revalidó lo realizado en tierras brasileñas (Botafogo 1-2) y venció por un categórico 4-0. Con tal escenario, sumado al empate entre chilenos y brasileños en Santiago, al elenco cerrista solo le servía vencer en el Maracaná ante un Botafogo sin opciones. Sin embargo, los tanto de Dirceu y Fisher le sirvieron a Colo Colo para instalarse en su primera final de América.

COPA LIBERTADORES 1978
Pasó sin muchos inconvenientes y de manera invicta el grupo de la fase inicial ante Libertad, Portuguesa y Estudiantes de Mérida, equipos venezolanos. El grupo de semifinales no parecía tan complicado, a priori. Deportivo Cali y Alianza Lima eran los escollos que, al igual que en la historia pasada, no contaban con finales internacionales. Los dos primeros partidos eran de visitante: una amarga caída ante Alianza en Lima por 3-0, pero un esperanzador empate en Cali a un tanto. Ganando todo como local, la final ante Boca estaría al alcance. Comenzaría bien, derrotando a los peruanos por 3-1, con goles de Jiménez, Florentín y Battaglia. Deportivo Cali había vencido en los dos duelos ante Alianza, por lo cual llegaba con 5 puntos al desenlace en Asunción, ante los 3 de Cerro. El equipo paraguayo necesitaba vencer por 3 goles o más de diferencia para alcanzar la final. No estuvo ni cerca de eso, ya que los caleños humillaron a los cerristas por 0-4.

COPA LIBERTADORES 1993
En primera ronda, lideró el complicado grupo ante Olimpia, Newell’s y River Plate. Luego, dejaría en el camino a Cobreloa (con triunfo en Calama incluido) y a Olimpia (en dramática definición por penales) para instalarse en su tercera semifinal. El choque sería ante el Sao Paulo de Telé Santana. Faryd Mondragón era uno de los puntales de la campaña. El choque de ida sería en Sao Paulo, donde solo un tanto de Raí desniveló las acciones. La misión no parecía imposible en Asunción, pero el marcador en blanco se mantuvo hasta el final, clasificando los paulistas a su segunda final consecutiva. Esta vez, sin embargo y a diferencia de las ocasiones anteriores, el vencedor de Cerro en semifinales sí pudo alcanzar el trofeo continental.      



COPA LIBERTADORES 1998
La primera ronda no fue fácil. Solo clasificó por diferencia de goles, en un apretado grupo compuesto por Olimpia, Colo Colo y Universidad Católica. Luego, sin embargo, vencería con comodidad a América de Cali en octavos, y en un duelo más parejo, a Peñarol en cuartos.  El rival en semifinales se encontraría ante el Barcelona de Guayaquil. En la ida jugada en Ecuador, el triunfo por la mínima de Barcelona, con tanto de De Ávila, abría la serie. Más aún con los tempraneros goles en el Defensores del Chaco de Caballero y Paredes. La final estaba ahí, y cada ocasión de aumentar la cuenta dolía en el orgullo cerrista. Sin embargo, un cuchillazo debajo de Aires mandó la cosa a los penales. Allí, Cevallos, el arquero ecuatoriano, atajó tres penales y dejó sin final a Cerro Porteño por cuarta vez en su historia. Quizá nunca más estuvieron tan cerca.



COPA LIBERTADORES 1999
Al año siguiente, Cerro tendría su quinta posibilidad. Nuevamente clasificó con angustias en la primera fase, escoltando a Corinthians y Palmeiras, pero dejando como colista a su rival de siempre, Olimpia. En octavos, un categórico 5-0 sobre Nacional lo instalaba en cuartos, donde enfrentaría al supuestamente débil Estudiantes de Mérida. Sin embargo, caería por 3-0 en tierras venezolanas, necesitando un milagro en Asunción para clasificar. Y así sucedió, ya que con el 4-0 tenía una nueva oportunidad de instalarse en una final continental. El rival, un viejo conocido, Deportivo Cali, el mismo de 1978. Y, nuevamente, el conjunto caleño amargaría de sobremanera a los paraguayos. Un 4-0 en Cali dejaba la vuelta solo para las estadísticas o una historia con tintes de hazaña. Sería, lo primero. El amargo triunfo por 3-2 solo serviría para ver en sus ojos la celebración de los colombianos que lograban su segunda final, las dos a costas del sueño cerrista.


COPA SUDAMERICANA 2009
Luego de eliminar seguidamente a La Paz, Goiás y Botafogo (con triunfo en Río de Janeiro incluido), se mediría ante el Fluminense en semifinales, en una nueva oportunidad por alcanzar el duelo definitorio. Sin embargo, la ida en Asunción sería triste para los cerristas, ya que un solitario gol de Fred arruinaría la fiesta. Sin embargo, el partido en Brasil sería emocionante de punta a punta. Cáceres abría la cuenta en el inicio del partido. Y solo en el minuto 92 Gum pudo empatar el partido y clasificar al equipo carioca, en una jugada que inició con una evidente falta favorable al equipo cerrista, y una serie de rebotes en el área. A los 94’. Alam dejaría en el ridículo a Barreto para asegurar el paso. Como suele ocurrir en tierras brasileñas con finales tensos, el partido terminó a los golpes.



COPA LIBERTADORES 2011
La última ocasión fue una historia con grandes momentos. En la fase grupal, clasificó sobre el final en Santiago, luego de dar vuelta un 2-0 ante Colo Colo, con un gran zapatazo de Jonathan Fabbro, que colocaba el necesario 2-3. Habían iniciado en el duelo por instalarse en la ronda grupal, donde vencieron ajustadamente a Deportivo Petare. En los grupos, junto a Santos dejaron en el camino al citado Colo Colo y a Deportivo Táchira. En octavos, superó angustiosamente a Estudiantes de La Plata en definición por penales, luego de no existir goles tanto en Argentina como en Asunción. Así, el conjunto de Leonardo Astrada enfrentaría a Jaguares de Chiapas en cuartos de final, donde nuevamente clasificaría de forma ajustada, tras igualar en México y ganar por la mínima en Paraguay, con tanto de Benítez. En semifinales, se volvería a ver las caras ante el Santos de Neymar. La caída por la mínima en Sao Paulo dejaba abiertas las esperanzas. Pero una mala noche del arquero Barreto permitió que el conjunto brasileño consiguiera un empate a tres tantos que lo llevaría a una nueva final. Así, el equipo cerrista masticaba su séptima rabia a nivel continental, en una mochila que pronto espera sacarse.


Por Luis A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada