lunes, 2 de diciembre de 2013

Chile en los Mundiales ¿Con quién nos tocaba si clasificábamos?

Un ejercicio para sobrellevar la espera.
¿Qué hubiera pasado si Chile clasificaba a esos mundiales en donde quedó eliminado? ¿Contra quién les hubiera tocado? ¿Era para golpearse en la pared luego de ver el sorteo?



Chile participó las dos primeras veces de un mundial sin jugar eliminatorias: en 1930 por invitación y en 1950 por deserción de Argentina. Para 1954, en tanto, perdió inapelablemente ante Paraguay y Brasil, clasificando estos últimos. Como los brasileños fueron cabeza de serie, es difícil pronosticar un escenario con Chile clasificado. Como antecedente, los brazucas jugaron ante Yugoslavia, México y Francia.

Rumbo a Suecia 1958, el verdugo fue Argentina. Si Chile los eliminaba y además por cosas del destino la misma bola le correspondía a los chilenos, les hubiera tocado jugar ante los vigentes campeones de Alemania Federal (con Rahn, Walter y Seeler), los siempre duros checoslovacos (que con Masopust le endosó un 6-1 a Argentina) y los norirlandeses (verdugos de Italia en la clasificación). Es decir, pocas opciones para un grupo que lo hubieran conformado entre otros Quitral, Peña, Hormazábal, Ramírez, Robledo, Meléndez y Sánchez.

Luego de las participaciones en 1962 y 1966, Chile volvió a flaquear rumbo a México 1970, esta vez frente a Uruguay. El sorteo fue en base a criterios geográficos, por lo cual el grupo de Chile hubiera sido con un debutante Israel, una complicado Suecia y el futuro finalista Italia (con Facchetti, Rivera, Mazzola y Riva). En resumen, Chile hubiera peleado el segundo lugar ante Suecia (con lo cual habría disputado los cuartos de final ante Unión Soviética y semifinales con el mejor Brasil). Era el equipo de Nef, Laube, Figueroa, Quintano, Valdés, Araya, Reinoso, Véliz, y dirigidos por Salvador Nocetti.

Siguiendo con el mismo ejercicio, el nuevo fracaso sería en 1978, cuando Perú los superó por un punto en las eliminatorias rumbo a Argentina. A Perú le tocó un grupo accesible con Holanda, la acomplejada Escocia y el debutante Irán. De avanzar en el segundo lugar, hubiera caído en el grupo semifinal de Brasil, Argentina y Polonia. La base del equipo estaba conformada por Vallejos, Figueroa, Quintano, Inostroza, Dubó, Reinoso, Crisosto, Ahumada y Castro, entrenados por Caupolicán Peña. El disparo de Muñante quizá mató lo que hubiera sido un mundial histórico.

Para México 1986, en tanto, Chile tuvo dos posibilidades. Si el equipo dirigido por Pedro Morales derrotaba a Uruguay en la fase inicial, recaía en el grupo de Alemania de Matthaus, Dinamarca de Laudrup y  nuevamente Escocia.  Avanzando como uno de los mejores terceros, los eliminaba Maradona en octavos. De ser segundos, Butragueño. En cambio, si Chile avanzaba en la repesca ante Paraguay, le tocaba ante los locales de México, la gran Bélgica de Scifo y los debutantes de Irak.  En octavos la suerte recaía con Inglaterra o la Unión Soviética. Mucho sueño para el equipo de Aravena y Rojas, que estuvo tan cerca en el Centenario.

Para el caso de 1990, la situación es parecida a lo de 1954. Como Brasil es cabeza de serie, es difícil simular el escenario con Chile entre los 24 clasificados. En todo caso, Brasil jugó ante Suecia, Costa Rica y Escocia. Rumbo a 1994, en tanto, en el caso de haber ocupado el lugar de Argentina, la situación era la misma. Argentina cabeza de serie jugó ante Nigeria, Bulgaria y Grecia, mientras que Colombia ante Estados Unidos, Rumania y Suiza.

Para los últimos mundiales, con la mayor cantidad de equipos, el ejercicio es más complicado. Si Chile hubiera agarrado el cupo de repechaje de Uruguay, podría haber sido sorteado en un duro grupo ante Senegal, Francia y Dinamarca en 2002. Si ocurría lo mismo para 2006, los rivales son impredecibles, ya que Australia cayó en el grupo de Brasil, por lo cual los criterios habrían sido modificados.

Nos queda claro que esto no es un juego que pasó por un método científico que lo avalara. Nos queda claro asimismo, por solo dar un ejemplo burdo, escribir Chile en una papeleta ya toma menos tiempo que escribir Uruguay o Paraguay, con lo cual agarrar una u otra bolita se hubiera visto alterado.  Para los amargos.


ElDatoFutbolero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada