domingo, 6 de octubre de 2013

Eliminatorias: Clasificaciones agónicas (Parte 1)

Rumbo al Mundial de Chile 1962, Suecia y Suiza conformaban el grupo 1 junto con Bulgaria. En el último partido, Suecia necesitaba solo un empate en Berna para clasificar. Luego de arrancar ganando e ir empatando hasta 10 minutos antes del final, los suizos lo dieron vuelta y forzaron un desempate en Berlin. Allí, los suecos nuevamente iban arriba en el marcador, y solo sobre el final Suiza logró remontarlo y obtener el cupo para el mundial andino. Por poco, por muy poco, Chile hubiera debutado en su mundial ante Suecia.


Argentina deslumbró gracias a Maradona en México 1986. Pero pasó mucho susto para poder clasificar. Recibía a Perú en el último partido del grupo con solo la necesidad del empate para clasificar directamente. Cualquier otro resultado lo hubiera mandado a una repesca, y jugar ante Chile y Paraguay, en el mejor de los casos. Y, tal como en 1969 pasó ante los peruanos mucho miedo, ya que hasta el minuto 80, perdían en casa y veían como el mundial se alejaba. Eso hasta que un furioso tiro libre de Passarella propicia el rebote de Gareca para llevar a Argentina al mundial azteca. Lo que viene es cuento sabido.



En 1950 se dieron el gusto de vencer a los inventores del fútbol moderno en Brasil, pero luego de eso no volverían más a un mundial. Eso hasta 1990, donde Estados Unidos volvió a aparecer en la escena mundial, para no desparecer más. Pero no fue fácil su clasificación, ya que al último partido del grupo necesitaba vencer a Trinidad y Tobago en su casa, que buscaba su primer mundial. Costa Rica ya estaba clasificado y México descalificado, con lo cual la chance estaba al alcance de la mano. Y los gringos borrarían 40 años de oscuridad gracias al furibundo zapatazo de Paul Caligiuri, el cual los caribeños no fueron capaces de igualar. Estados Unidos con su clasificación obtenía la mejor antesala para su presentación en el mundial en sus tierras.



El partido fue una tragedia para los nipones. Estaban a las puertas de su primer mundial, y solo necesitaban vencer a Irak en el último partido. El triunfo de Corea sobre sus vecinos del Norte a primera hora obligaba a los japoneses a vencer, ya que Arabia obtenía el primer cupo. Un empate otorgaba a los coreanos la segunda plaza. Y al minuto 6, Japón ya se ponía arriba en el marcador, empatando los iraquíes al inicio de la segunda etapa. Pero Nakayama desataba el júbilo nipón que veía como el marcador señalaba el minuto 90. El mundial estaba ahí, pero en la última jugada, cabezazo al gol de Omran que hacía romper en llantos a la afición japonesa. El sueño del primer mundial se diluía y Corea del Sur celebraba el favor de Irak.




No fue tranquilo el camino de Inglaterra al mundial asiático en 2002. Compartía grupo con Alemania, y la opción del repechaje no era lejana. Más aun cuando los germanos ganaban todo lo que se proponían. Sin embargo, en un resultado histórico, los ingleses vencieron por 5-1 en Munich, en una jornada inolvidable de Owen. Este traspié alemán abría las esperanzas del cupo directo para los ingleses, de cara a la última fecha. Con 16 puntos recibían a Grecia, mientras que con los mismos puntos, Alemania hacía lo propio con Finlandia. La obligación era ganar por la mayor cantidad de goles por una supuesta goleada alemana. Pero ni lo uno ni lo otro. Sobre el final de sus partidos, Grecia vencía en Old Trafford y Alemania no podía con los escandinavos. Con ese escenario, los alemanes clasificaban directamente, hasta que David Beckham colgó un tiro libre en el ángulo y le daba a los ingleses una noche de farra y cerveza. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada