martes, 1 de octubre de 2013

No volvieron más a un Mundial: Marruecos

Entre 1986 y 1998, Marruecos participó en 3 Mundiales., donde incluso logró avanzar una ronda. Una selección que tuvo la suerte del azar en 1970 (clasificó por una moneda ante Túnez), el aplomo en 1986 (derrotó a Libia), la garra en 1994 (en extremis ante Zambia) y la experiencia en 1998 (clasificó cómodamente). Pero de ahí en adelante, la generación de Mustapha Hadji, Mohammed Chaouch, Noureddine Naybet, Salaheddine Bassir, Youssef Chippo, no supo mantener el éxito en el tiempo, y nunca más pudo volver a una cita mundialista.



Para el mundial de Corea y Japón, quedó incluido en el grupo 3, con Senegal, Egipto, Argelia y Namibia. Un grupo duro, teniendo en consideración el poderío egipcio y el creciente éxito de los senegaleses, cosa que ratificarían un tiempo después en canchas orientales. Y la clasificación estuvo muy cerca para los marroquíes, a pesar de comenzar cediendo puntos en su visita a Namibia. Luego del triunfo ante Argelia, rescataron un valioso empate en la visita a Egipto, para luego de nuevo dudar ante los senegaleses en Rabat.  A pesar de los puntos perdidos, el grupo estaba conformado solo de empates, salvo el triunfo de Marruecos ante Argelia, lo que los mantenía con la primera chance. Pero allí comenzaría el despegue senegalés. Eso, a pesar de que el camino marroquí se llenaba de ilusión: triunfos consecutivos ante Namibia, Argelia y Egipto, a la espera del último partido ante Senegal en Dakar. Era el 14 de Julio de 2001 y los norafricanos necesitaban solo un empate para clasificar a su tercer mundial consecutivo.  Sin embargo, El Hadji Diouf anotó apenas iniciaba y selló el partido. Senegal solo necesitaba vencer a Namibia para clasificar, y lo logró holgadamente. Marruecos se quedaba con las ganas.



Más dramática aun fue la clasificación rumbo a Alemania 2006. En un grupo que tendría que pelear con Túnez, debió enfrentarse también a Guinea, Kenia, Botswana y Malawi. Y los empates en estas 3 visitas quizás fueron el gran impedimento para ver nuevamente a Marruecos en un Mundial. Túnez era mucho más efectivo y a la última fecha llegaron así: Túnez 20 y Marruecos 19, debiendo enfrentarse en Rades el 08 de Octubre de 2005. El empate le bastaba a los tunecinos y Marruecos se ponía dos veces arriba en el marcador, a 20 minutos del final. El sueño estaba cerca hasta que Adel Chadli desató la locura en el estadio. Túnez volvía a un mundial tras 8 años y Marruecos dejaba pasar la última gran oportunidad de estar en un mundial nuevamente

Para 2010, finalmente, el declive de la selección fue más evidente. Tan así que estuvo a punto de no avanzar la primera ronda, y solo superó a Rwanda por diferencia de goles. Sin embargo, en el grupo final no tuvo posibilidades. Inserto en el Grupo A con Camerún, Togo y Gabón, ni siquiera le alcanzó para ser tercero de grupo y acceder a la CAN 2010. No ganó ningún partido. De igual forma, aunque no tan humillante, para las actuales eliminatorias ya quedó sin chances, abatido por el poderío de Costa de Marfil.




Así es la historia de Marruecos en eliminatorias post éxito noventero, donde junto con Camerún y Nigeria, eran reconocidas como las potencias africanas sin discusión. Sumado a este fracaso clasificatorio, no lo han hecho mejor en la Copa Africana de Naciones, donde no avanzan de ronda desde 2004, donde obtuvieron el subcampeonato.  Actualmente, hay una generación de futbolistas que puedan hacer promisorio el futuro marroquí, como Mehdi Benatia, Yassine Jebbour, Younes Belhanda, Mounir el Hamdaoui, Abdelaziz Barrada, Mounir Obbadi, Adel Taarabt y Youssef El-Arabi. Rusia los espera.

Luis Armandoski

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada