miércoles, 9 de octubre de 2013

Eliminatorias: clasificaciones agónicas (Parte 5)

El vigente Ryan Giggs tuvo una oportunidad de oro para haber participado en un mundial. Y aunque suene asombroso, fue hace 20 años atrás. Jugaba Gales el último partido del grupo con la obligación de vencer a Rumania en casa para clasificar a Estados Unidos 1994, y hasta muy avanzado el encuentro, este se mantenía empatado a un tanto. Y allí vendría la desgracia británica y el júbilo rumano. Penal para Gales y ocasión inmejorable para sus ansias, pero Paul Bodin lo estrella en el horizontal y, unos minutos después, Rumania ponía el 1-2 que los dejaba clasificados. Dramático.



Inglaterra había faltado a Estados Unidos 1994 y por ello la clasificación a Francia era una necesidad vital. Pero en su grupo estaba Italia y las cosas se complicaban. Llegaban al último partido en Roma con un punto de ventaja de los ingleses, con lo cual solo necesitaban empatar para clasificar. Y así lo lograron, ya que en los 90 minutos el marcador no se movió a pesar de las posibilidades italianas. Luego, Italia clasificó estrechamente ante Rusia en el repechaje.



Ya hablamos de la agónica clasificación japonesa a Francia 1998, venciendo a Irán. Pero los persas tenían una última oportunidad al enfrentar en el repechaje a Australia. En partidos de ida y vuelta, el primer partido en Teherán terminó a uno, con lo cual todo se definiría en Melbourne. Y todo era de maravilla para los australianos que, con el tempranero 2-0, volvían a un mundial tras 24 años. Pero los iraníes no se rindieron y a los 77’ y 80’, Bagheri y Azizi respectivamente silenciaban el estadio. Irán clasificaba gracias a los goles de visitante y dejaba en llanto a toda Australia.



Sin dudas, Croacia había sido la gran sorpresa de Francia 1998. Con Mirko Jozic en el banco, buscaban reeditar este éxito 4 años después, clasificando a Corea-Japón. Pero no iba a ser fácil, ya que Bélgica se cruzaría en el camino. Al último partido en Zagreb llegó Croacia con 15 puntos y Bélgica con 17, obligando a vencer para clasificar directamente. Y les costó demasiado que solo a 15 minutos del final Alen Boksic puso la única cifra del partido. Croacia jugaría su segundo mundial y Bélgica clasificaría en el repechaje ante República Checa.



Nigeria y Túnez compartían el mismo grupo clasificatorio rumbo a Sudáfrica 2010, por lo que sin duda era el grupo más apretado. Tanto así que a la última fecha, Túnez llegó con 11 puntos, mientras que Nigeria con 9. En caso de empate en puntaje, la diferencia favorecía a los nigerianos. La cita era doble: Túnez visitaba a Mozambique y Nigeria haría lo propio ante Kenia. Y todo era auspicioso para los del norte, ya que los keniatas vencían sorpresivamente a Nigeria. Ellos, en tanto, seguían con el marcador en 0. Los nigerianos lograron empatar y remontar el marcador, para que a los 77, Wetends empatara para Kenia. De nuevo clasificaba Túnez pero a los 81 minutos Obafemi Martins desequilibraba para Nigeria, a la vez que Dario le daba el triunfo a Mozambique en Maputo. Con estos resultados, Nigeria volvía a un mundial tras 8 años.



Luis Armandoski

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada